Mostrando entradas con la etiqueta Film&Video. Mostrar todas las entradas

“Panal, es una plataforma ideal para los artistas alternativos”

Nahuel Beade y Rodrigo Stettler son co- productores y co-directores del film La caída de los globos, un cortometraje del cual sobre financiaron la postproducción colectivamente por más de $9.500 a través de Panal de ideas. El film es una metáfora con tintes surrealistas sobre las etapas del hombre. Beade estudió cine en el ISCAA, en Santa Fe y actualmente es Director de fotografía de series (Quién mato al Bebe Uriarte), películas, publicidades y videoclips. Tiene su espíritu ansioso, es el principal rasgo de su carácter y su principal defecto. Sus héroes son los que tienen semillas en su espíritu. El cine para él es la mentira que no duele. Stettler está realizando su tesis de cine en el ISCAA, trabajó como reflectorista, asistente de escenografía (Fausto Criollo), además de cortos y micros musicales. El principal rasgo es que se amolda a los contextos y eso es un defecto. Está rencontrándose con su espíritu. El don natural que le gustaría tener es videncia y curación.

Nahuel Beade y Rodrigo Stettler, en plena filmación.


¿Cómo y cuando surge la idea del proyecto de cortometraje “La caída de los globos”?
Nahuel: “La caída de los globos” surge en el 2009 cuando, en presencia de Rodrigo y otros compañeros del instituto, teníamos que pensar un guión para rendir una materia. Pedí a mis compañeros que me dijeran tres palabras que sirvieran de disparadores y surgieron: globo, bala y niño. En mi mente apareció un fuerte impulso, una pequeña sinopsis y una sucesión de imágenes. Rodrigo le sumó elementos y recursos narrativos, hasta darle sentido y forma. Finalmente nos encontramos ante un guión que podía ser llevado a la pantalla.

¿Qué significó para ustedes ganar el premio del Instituto Audiovisual de Entre Ríos que les permitió llevar adelante la pre-producción y el rodaje?
Rodrigo: Significó por un lado la certeza de que el guión funcionaba y gustaba, y por otro, a pesar de que el dinero recibido no fue el que el Instituto se había comprometido a dar (solo recibimos $4.000 de $10.000), este monto nos sirvió para darnos el impulso de llevar adelante el cortometraje. Llegamos a participar de la convocatoria porque los concursos son la principal fuente de recursos para poder llevar adelante proyectos artísticos.

¿Cuáles son sus influencias y cómo trabajaron sobre el arte del cortometraje?
Nahuel: “La caída de los globos” es como un sueño, todos los elementos tienen un sentido más allá de lo que son, donde narran más los significados que los actos en sí mismos. El corto aparenta tener imágenes inconexas. Pero si vemos al revólver como un falo, y también como una herramienta que nos da la autoridad de obligar quien deja de ser niño, y quien deja de ser anciano, encontramos otra lógica. No sólo vemos una bala (representa espermatozoide) reventando un globo (simboliza un vientre), también vemos una bala despojando al niño de su madre. De este modo la estética del corto fue tomando forma, a partir del subtexto y de los símbolos. En cuanto a la escritura se denota una fuerte influencia de Alejandro Jodorowsky. En cuanto a la composición en los encuadres, hay influencias de películas de Park Chan Wook, principalmente de Old Boy.

¿Por qué es tan importante la postproducción de animación 2D Y 3D en la película?
Rodrigo: Es importante porque el proyecto lo exige en algunos detalles técnicos que requieren ser controlados desde la animación y la digitalización por computadora.

¿Cuál es su política y filosofía dentro de la productora? ¿La comparten con Panal?
Nahuel: Las bases de “Tertium Quid Producciones” son el arte y la creatividad por sobre todo. No tenemos límites ni censuras a la hora de elegir un formato para producir una obra o producto audiovisual. Esta filosofía es difícil de sostenerla, con un entorno que te dice como tenés que hacer las cosas. Panal, es una plataforma ideal para los artistas alternativos. En Tertium Quid nos inclinamos hacia producciones artísticas y nos gustaría evocarnos a un aspecto educativo. Se podría decir que la huella de Tertium Quid se encuentra en el uso de la fantasía como inspiración. Nos inclinamos hacia la realización de videoclips o materiales donde la música tiene presencia. Queremos que nuestros trabajos sigan una linealidad, que se ve afectada, por el contexto del trabajo que afrontamos.

Una escena tensa, de "La caída de los globos".


¿Por qué eligieron el financiamiento colectivo? ¿Cómo resultó la experiencia?
Rodrigo: Elegimos Panal porque “La caída de los globos” es un proyecto colectivo, cuyo contenido y escritura es alternativa. El financiamiento colectivo se complementa con nuestra ideología. Con respecto a la experiencia, hubo muchos estados vividos, que variaban a medida que el tiempo pasaba. En las últimas dos semanas faltaba un 40 % del monto para llegar al objetivo. Al final llegamos sobrepasando el monto, con mucha alegría.

¿Cuándo será el estreno oficial de “La caída de los globos”?
Nahuel: “La Caída de los globos”, al ser un proyecto realizado en Paraná, pero por gente de Santa Fe y Paraná, tendrá dos estrenos, uno en cada ciudad. En ambos lugares nos gustaría que el estreno sea en centros culturales independientes en donde podamos asegurarnos buena calidad visual y sonora. Los lugares estarán confirmados una vez finalizado el proyecto. Cada cosa a su paso.

“Panal nos permitió mostrar lo que hacemos de una manera clara y fácil”

Alejandra Virkel es la productora del largometraje musical Bien de familia, que financió colectivamente su producción general a través de Panal de ideas por más de $18.600. Virkel realiza trabajas académicos en la UBA. Se desarrolla laboralmente en fotografía de producto y grabación de audiovisuales para eventos sociales y empresas. El estado de su espíritu es inquieto. El principal rasgo de su carácter es la ansiedad. La cualidad que desea y una mujer es el humor. Su principal defecto es la inseguridad. Quisiera ser alguien que tome riesgos más seguido. Detesta la impuntualidad y ama La Patagonia. El cine para ella significa sumergirse en otra realidad. Lo que más le gusta es reír a carcajadas y cantar. Aquí, nos cuenta sobre el crowdfunding.

Alejandra Virkel, productora de "Bien de familia".



¿Por qué hacer un musical, sabiendo que en el país hay pocas apuestas al género?

Con nuestro grupo de trabajo, para el trabajo final de nuestra carrera (Diseño de Imagen y Sonido, en la UBA), queríamos hacer un largometraje musical. Nos parecía que era un género que, dentro del cine, no había sido muy explorado en el país. Por eso nos dispusimos a pensar una historia que combinara el musical con otras temáticas que nos identificaran como jóvenes estudiantes argentinos. A grandes rasgos, “Bien de Familia” trata sobre los hermanos Cedrone. Olivia (la del medio), y Vicky (la menor), viven en un pueblo. A partir de la muerte de su padre, se ven obligadas a volver a convivir con su hermano mayor, Marcos, que ha vuelto luego de vivir en Buenos Aires por los últimos 15 años. Para poder sobrellevar la pésima situación económica en la que se encuentran, deberán remontar la herencia que su padre les ha dejado: un Trencito de la Alegría. Juntos aprenderán que la unión familiar es más fuerte que sus objetivos personales.

El corto ficcional “Nadie canta sobre viejas” retrata la historia de unas abuelas que cantan sobre la vejez. ¿Por qué el contenido es tan atípico y bizarro?
Nuevamente, el disparador fue el corto final que debíamos hacer para el segundo año de Diseño Audiovisual. El grupo de trabajo es casi el mismo. Pensando acerca del guión, y la historia, surgió el mundo de los geriátricos como algo interesante para explorar. Pero ninguno de nosotros podía aportar una mirada realista sobre los asilos para ancianos. Cada uno había ido en contadas ocasiones para visitar a algún familiar, y ahí se terminaba nuestro conocimiento. Por esa razón, fue que decidimos tomarlo desde un lado más bizarro. Íbamos a construir nuestra propia realidad acerca de un asilo.

¿En la productora “De arriba contenidos” tienen un objetivo artístico que siguen o trabajan a pedido para cada proyecto en particular?
Los integrantes de “Dearriba” compartimos esta pasión por los musicales. En este momento el objetivo artístico es ese, poder desarrollarnos en cine, teatro, u otro medio. Si bien “Bien de Familia” podría considerarse una consigna externa, lo que nosotros nos propusimos va más allá de cualquier trabajo académico. Tenemos la suerte de poder contar con el apoyo de la cátedra, que nos permite darle para adelante en este proyecto.

¿Ustedes creen que el género musical puede apuntar a ser visto por el gran público o siempre apuntará a los que realmente disfrutan los musicales?
El género musical tiene un público bastante segmentado. Pero a juzgar por lo que se vive en la escena teatral porteña, vemos que los musicales son cada vez más visitados. En el círculo comercial y en el teatro off. Cada vez más gente se anima a dejar los prejuicios que tenía en un comienzo para poder disfrutar de una gran experiencia. De la misma manera, películas reciente de Estados Unidos musicales han tenido una gran recepción dentro del público. No es exactamente el tipo de película que buscamos en “Bien de Familia”, pero demuestra que el musical no es algo a lo que el gran público le escapa.

Consiguieron un catering para trasladar a Alberti. ¿Cómo resultó esa experiencia?
La recepción en general del proyecto superó nuestras expectativas. No sólo con el voluntariado o el aporte económico, sino también con la respuesta que teníamos en círculos de gente que no frecuentábamos. Panal nos permitió mostrar lo que hacemos de una manera clara y fácil. Nos pasó que quizás íbamos a alguna reunión o evento social y nos preguntaban si nosotros éramos los de “Bien de Familia”.

El equipo de “Bien de Familia”. ARRIBA, de izquierda a derecha: Antonella Scoccimarro (asistente de casting), Florencia Lovaglio (Coach Vocal),Tomas de Dominicis (Montajista),Eugenia Fontana (Directora). ABAJO, de izquierda a derecha: Martina Gruppalli (Directora de Arte), Brenda Taubin (Foto Fija), Ale Virkel (Productora) y Javier Biglieri (Director de Fotografía)



Cuando el proyecto avanzaba, iban publicando las actualizaciones en el Facebook ¿La diagramación de la campaña fue pensada o fueron más intuitivos?
Creo que la gran respuesta que tuvimos no hubiese sucedido sin la ayuda de esta plataforma y de las redes sociales como Facebook y Twitter. La campaña que hicimos nos sirvió no sólo para dar a conocer el proyecto, sino también para cuestiones específicas como el Casting. Gracias a la difusión, la convocatoria fue excelente. Si bien tuvimos que hacer una selección, nos sorprendimos por el número de personas que se contactó. La campaña no fue planeada, pero teníamos algunos puntos claros desde el principio. Por ejemplo, quisimos que los activistas de Panal pudieran ser reconocidos también en Facebook. De esa manera le dábamos movimiento a la página, e incentivábamos al resto de la gente a aportar.

¿Cómo resultó la experiencia con el financiamiento colectivo?
La ansiedad de llegar o no llegar, siempre está. Si bien teníamos incertidumbre, también sabíamos que contábamos con amigos y familiares que nos podían ayudar. De todas maneras, nos llamó la atención la cantidad de gente que aportó (40 Activistas), ya que se salían de nuestro círculo más cercano.

¿Cuándo realizarán el estreno oficial de la película? ¿Se podrá ver en los cines?
El pre-estreno está planeado para marzo. Allí se presentará la película a todos nuestros activistas, familiares, amigos, etc. Luego de eso tenemos planeado mandarlo a distintos festivales nacionales e internacionales. Por ahora no tenemos en vista un estreno comercial.




“El voluntariado es muy útil y la forma de contacto es inmediata”

Benjamín Landaburu es diseñador, fotógrafo y es el productor/director creativo de la serie web “Lado C”. Utilizó el voluntariado de Panal de ideas para conseguir tres integrantes que se incorporaron al equipo de trabajo de la comedia. Ahora, quiere subir un proyecto para financiar la sitcom.

Benjamín Landaburu utilizó con éxito el voluntariado de Panal de ideas.



¿Para qué utilizaste el voluntariado de Panal y con qué objetivo?
Cuando lo conocí aún estábamos terminando de armar el equipo para la serie web y teníamos que cubrir algunas áreas donde nos faltaba gente con conocimientos específicos por lo que empecé a escribir explicando el proyecto y enseguida empecé a tener respuestas productivas.

¿Cuál fue el resultado? ¿Crees que funciona la herramienta?
Fue totalmente óptimo ya que en la actualidad hay tres integrantes, de los 35 que somos, que forman parte del equipo cumpliendo roles necesarios para el desempeño del proyecto. El voluntariado es muy útil y la forma de contacto es inmediata. Solo hay que enviar un mensaje y se te informa por mail al recibir la respuesta.

¿De qué trata la serie "Lado c"? Contanos sobre los personajes.

Es una serie online de formato sitcom que se puede ver a través de www.ladocserie.com, combina historias de amistad y diversidad. Se trata de 6 amigos muy diferentes entre sí, que viven en Buenos Aires y forman un grupo extremadamente cercano con códigos que los hacen únicos. De alguna forma naturalizamos el ridículo y exageramos lo cotidiano. Nos interesa partir de ciertos clichés para después poder romperlos dando otra forma de ver las cosas.

El equipo de producción de la sitcom "Lado C".


¿Tenés pensado financiar subir el proyecto a Panal para financiarlo?
Sí. Tenemos pensado subir el proyecto debido que lo estamos autofinanciando y el alquiler de equipos es costoso. Es una buena opción para no demorar los rodajes.

¿Recomendarías ofrecerse y buscar proyectos a través del voluntariado?
Cuantos más voluntarios, mas proyectos van a poder hacerse y muchas personas se van a animar a cumplir esos proyectos que a veces solo quedan en un cajón.

¿Crees en la producción de proyectos en comunidad?
Siempre pensé que los proyectos en comunidad son funcionales y después de mi experiencia personal no me queda ninguna duda. Hay que eliminar los prejuicios y dejar de creer que es difícil conseguir personas capacitadas que se van a comprometer y aportar, porque en la práctica uno se sorprende para bien.

"Me gusta que la gente ayude a los artistas a través de Panal"

Juan Sasiaín es el director de “Vaimbora”, un largometraje que financió su arte, fotografía y movilidad a través de Panal de ideas. El film cuenta la historia del hijo de un titiritero que vuelve a casa con su novia venezolana. Sasiaín dirigió “La Tigra, Chaco” (multipremiada internacionalmente), “Choele” (con Leo Sbaraglia y Guadalupe Docampo, a estrenarse en 2014) y como actor hace diez años realiza espectáculos unipersonales por todo el país. El estado de su espíritu es armonía y busca la paz interior, la sabiduría. Odia el capitalismo y ama la naturaleza. Su principal defecto es sonreír demasiado y su ocupación preferida es escribir. Sus actores favoritos son Kevin Spacey, Tobey Maguire y Ananda Troconis. En esta entrevista nos cuenta sobre cómo surgió la idea de la película, como se eligieron los actores y la experiencia con el financiamiento colectivo.

Juan Sasiaín, el director y actor de "Vaimbora".


¿De qué trata la historia de Vaimbora? ¿Cómo influyen y se relacionan los roles que protagonizas como director y actor dentro de la película?
El actor coloca al director en un estado muy creativo, se desafían todo el tiempo. Trabajan en dupla y se potencian de una manera asombrosa. Surfean jugando con lo sagrado. La historia surgió un día cuando estaba en Mina Clavero en “La Casa de los Titiriteros” y observé pasar la citroneta del titiritero promocionando su arte. Como escritor, sentí fuego por dentro y entonces empecé a escribir con mi pluma. El largometraje cuenta la historia de una pareja en crisis, un viaje, un titiritero y una artesana, que llegan a la casa del padre de él. Los recuerdos de un pasado hermoso, se interponen y hacen ruido en el presente.

¿Por qué eligieron rodar el largometraje en Mina Clavero, Córdoba?
Ahí es donde todo empieza. En mis viajes como actor itinerante por los pueblos de mi querida Argentina, nacen mis películas. Las historias que traigo a mi regreso son un exceso de equipaje que por suerte nadie me cobra. Cuando estaba aprendiendo a manejar, me descubrí frente a un semáforo en rojo, en punto muerto. Con las ganas de avanzar y el miedo de que el auto se me apagara. Cuando cambió la luz, mi padre me dió dos golpes de confianza en la pierna y me dijo: "Vaimbora". Nunca supe que quería decir. Pero ahora que no lo tengo, cada vez que estoy parado con ganas de avanzar hacia algún lado, siento su voz de aliento y avanzo. Ahora me animo a realizar cualquier sueño, tengo su voz que me acompaña. Eso justamente le pasa al protagonista de esta historia, así que “¡Vaimbora para todos!”.

Juan Sasiaín y Ananda Troconis, los protagonistas de "Vaimbora".


¿Cómo fue el proceso de selección de actores para Vaimbora?
Los conseguí a través del paso de los años. Viaje a Venezuela hace un tiempo a dirigir actores en la película “Nena, saludame al Diego” de una amiga que se llama Andrea Herrera. Allí descubrí a una persona luminosa como un ángel: Ananda Troconis. Es precioso contar con un buen elenco y con grandes personas que suman energía a este proceso creador que disfruto todos los días. Estoy feliz de contar nuevamente con la magia de mi actriz fetiche Guadalupe Docampo, que me hace crecer esta vez a mí, porque somos compañeros actores. Otro de los actores, Rufino Martinez, es para mí una voz de padre que conocí hace ya diez años cuando me recibió en su casa, en su teatro para hacer una función. Estoy muy feliz de invitarlo a participar por primera vez en una experiencia cinematográfica.

¿Cómo es que llegaron al financiamiento colectivo? ¿Cumplió con tus expectativas?
Hace tiempo tenía ganas de hacer un proyecto de crowdfunding. Me gusta que la gente ayude a los artistas a través de Panal. Me agrada que no intervengan grandes marcas que impongan pensamientos capitalistas y que las ideologías reinantes sean las propias de la obra y del artista. Muy pronto tenemos ganas de realizar otro proyecto en Panal de ideas.

Una escena del backstage de "Vaimbora".


¿Cuándo se estrenará la película y en dónde?
El cine es un arte que lleva muchos años. Aún no hay fechas confirmadas. Lo que se sabe son las ganas, el empuje, el apoyo del INCAA, de Vaimbora films, de un montón de gente talentosa, de los activistas, y de nuevas empresas amigas que se suman y que la película muy pronto va a nacer. El Pre- estreno exclusivo para activistas de Panal de ideas se realizará tal como quedamos, así que los que compraron las recompensas podrán disfrutar del largometraje.


Entrevista a Pablo Gorbach, cineasta.

Filmar Cortezas sería un ritual para sanarme

Su proyecto es filmar un corto que llevará el nombre de Cortezas. Para concretar la realización decidió subirlo a la web y financiarlo colectivamente a través de Panal de ideas.


Revoltoso e intranquilo. Así es el estado mental de Pablo Gorbach y según él mismo son dos aspectos de su carácter que lo definen. Sin embargo lo expresa con demasiada calma. Está almorzando comida árabe en el último piso del Abasto y unas lámparas con forma de nave espacial lo custodian desde el techo. Casualmente siempre que responde una pregunta, las mira y contesta como si ellas lo iluminaran. Detrás de su espalda, hay un ventanal gigante y unas nubes aparecen de repente. Mientras eso sucede, comenta que el cine, la música y la literatura son el eje central de su vida. Su mayor defecto es que le cuesta relajarse, pero su lema preferido es “disfrutá”. Lo peor que podría sucederle es estar obligado a no hacer lo que le gusta. Es por eso que siente que el cine es el medio de expresión que más disfruta porque lo transporta a otro lugar donde puede ser el mismo. Los directores que lo inspiran son Darren Aronofsky, Pablo Trapero y Stanley Kubrick. Pablo estudió dirección cinematográfica con Christian Pauls y con Gustavo Fontán. Escribe sus propios guiones y su primer corto se llama:El Juego de Rol. Ahora, quiere financiar su segundo corto Cortezas a través de Panal de ideas y es por eso que le hicimos cuatro preguntas para saber de qué se trata:


1- ¿De qué trata Cortezas el corto que querés financiar a través de Panal de ideas?

Cortezas muestra la ruptura en la vida de Carla cuando decide liberar el amor que lleva en su interior. Carla desea ver la vida como es, sin ocultarse más nada. Quiere volver a amarse. Para eso necesita desprenderse de sus cortezas y el corto muestra todo el proceso de mutación. La idea surgió una noche que escribía una novela, iba por la página 90 y me agarró una crisis de escritor donde sentí que tenía que sacar sentimientos desagradables afuera. Hace cinco años atrás me había pasado lo mismo con una novela anterior que era una autobiografía donde exponía lo conflictuado que estaba con mi vida. Como no quería repetirme, decidí volcar mi energía en un guión de cine que ahora se llama Cortezas. El objetivo principal de la película es poder sublimar una sensación repulsiva y transformarla en arte.

2- ¿Qué es lo que priorizas a la hora de filmar?

Para mí es fundamental la música y la fotografía. En Cortezas eso estará muy presente, sobre todo la iluminación y la música es original de Alejo Nobili. Para alcanzar el tono de la película cuento con un equipo de gente muy talentosa, que admiro y que tiene buena onda. Después todo se dio muy rápido y lo que más me costó fue llegar a la versión final. Eliminé escenas y llegué a una película sin diálogo. Me ayudó Romina Massa que es mi asistente de dirección. En mi corto anterior, la importancia estaba en la acción que avanzaba con los diálogos, en cambio ahora quiero financiar esta película porque voy a darle importancia a la riqueza visual, a lo artístico. Dirigir para mí significa que el espíritu esté intacto. Por eso eliminé todas las escenas que no construían el camino emocional hacia el quiebre.

3- ¿Hasta dónde pensás llegar con Cortezas?

Me gustaría llevarla a muchos festivales, le tengo mucho cariño al proyecto. Lógicamente quiero que mucha gente pueda verla e incluso me gustaría verla mezclado entre la gente. Siento que es una película incómoda que va a calar hondo en el alma de los espectadores. La historia es sencilla y clara, pero me permití que contenga pequeños segmentos experimentales. De esa manera puedo explorar y aprender cosas nuevas. Hay muchas cosas mías en la peli. Filmar Cortezas sería un ritual para sanarme. Por eso me permito dudar y tener miedo, porque cuento con un guión y un equipo sólido. Estamos ensayando mucho con la actriz Agustina Peres, porque la actuación quiero que sea cuidada y artesanal. Ella es muy creativa y yo me asumo como creador porque mi flujo de creatividad siempre fluye.

4- ¿Por qué elegís Panal? ¿Qué te parece la posibilidad de que el público pueda ser productor ejecutivo?

Elijo Panal de ideas porque me gusta su filosofía y es un espacio de artistas y para artistas. Además de ayudarme a recaudar me ayudan para que mi proyecto sea visible en una web para todo el mundo. Me encanta la posibilidad de que el público pueda convertirse en productor ejecutivo porque los que elijan mi corto van a elegirlo no por una alianza comercial, sino porque les gusta de verdad. Me parece muy novedoso y esas son las posibilidades que brinda el financiamiento colectivo. Es una nueva manera de encarar el arte. Los que compren las recompensas van a vivir junto a nosotros el proceso de la película y si ganamos un premio, ellos también serán parte de esto, porque Panal permite que mucha gente colabore para que finalmente filmar esta película deje de ser un sueño y se convierta en una realidad.

Con tu colaboración podés hacer que Cortezas se haga realidad. Te invitamos a que veas las recompensas y el el tráiler de la película


¡Desafío 48 horas – Tandil Cine, en la recta final para concretar su proyecto!

Un grupo de estudiantes de la Facultad de Arte de la UNCBPA organiza la nueva edición de este festival del séptimo arte.

Veinte estudiantes de Cine de la Facultad de Arte de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (UNCBPA) se cargaron al hombro la organización de la 2° edición del festival Desafío 48 horas – Tandil Cine. Los chicos apostaron por el financiamiento colectivo y a través de Panal de ideas buscar recaudar el dinero necesario para concretar el proyecto.

El viernes 8 de marzo, finaliza el tiempo límite para sumarse como activista y los chicos se ilusionan. Estamos súper confiados de que vamos a lograr nuestro objetivo. Tenemos el apoyo de la facultad y lo vivimos con mucho entusiasmo. Nos queda re poquito tiempo, pero estamos muy seguros de que lo vamos a cumplir. Nos estuvimos moviendo mucho y tenemos una sorpresa que nos estamos guardando, afirma Thanya.

El festival se realizará del 11 al 13 de abril, en Tandil, Argentina, donde diez equipos filmarán y editarán, en simultáneo, diferentes cortometrajes… ¡en solo 48 horas! Somos 20 personas trabajando muchísimo para llevar adelante este proyecto y nos estamos preparando con todo. Además, ya hay otras 40 personas que van a participar y estamos muy entusiasmados, cuentan los chicos.

El sábado 13, se celebrará una fiesta exclusiva para los participantes, con invitados sorpresa y música en vivo. Y al día siguiente, en el Teatro del Fuerte, se proyectarán todos los cortos en HD y se entregarán los premios, elegidos por un jurado de reconocidas personalidades de la Industria Audiovisual.

Es una oportunidad única de ver cómo la ciudad de Tandil se convertirá en un set de filmación, a disposición de los cineastas, gracias al apoyo del Municipio, la Facultad de Arte y la cordialidad de la comunidad. ¿Qué les diría a los que están interesados? ¡Qué se inscriban cuánto antes!, finaliza Thanya.

¡Sumáte y apoyá el proyecto Desafío 48 horas – Tandil Cine!

En pleno rodaje, en la 1° edición del festival.

“Elegimos Panal porque no cobran comisión obligatoria y en dos días nos financiamos”

Ocho amigas cineastas filmaron Helena, un corto basado en un cuento de Silvina Ocampo.

Un grupo de ocho amigas del mundo del cine soñaban con trabajar juntas en un proyecto. Con esfuerzo y trabajo, Mechi, Maruja, Paula, Gaviota, Cecilia, Tamara, Ana y Alicia comenzaron a ver cómo llevar adelante la realización de Helena, un cortometraje de género fantástico que incluye técnicas de animación, basado en un cuento de Silvina Ocampo.

Las chicas apostaron por Panal de ideas y así comenzó su camino hacia la concreción del sueño. La respuesta fue increíble. Y fue todo muy rápido, a los dos días nos financiamos, jajaja. Fue algo increíble. Conocíamos el crowdfunding por otras páginas, pero la diferencia principal es que ellos imponen una comisión obligatoria. Esa nos pareció una diferencia ideológica muy sustancial y por eso los elegimos, confiesa Tamara.

La directora y guionista del corto subraya la obvia importancia del dinero, necesario para llevar adelante Helena, aunque destaca antes que nada otros aspectos de la experiencia. Sentimos una energía muy linda alrededor del proyecto y eso fue súper importante. Escuchar a gente que te dice: Muy bueno. Es un gesto que va más allá de la plata, es bancar y eso se siente. Es muy difícil filmar y es re necesario sentir el apoyo de la gente, afirma.

Gracias al aguante de 22 activistas, en tan sólo dos días las chicas recaudaron $3.500, casi mil más de su pedido inicial. Hoy, Helena es una realidad y estamos orgullosos de haber podido compartirlo junto a ellas.
Mechi, Maruja, Paula, Gaviota, Cecilia y Tamara.

↑ Arriba ↑