“Panal nos permitió mostrar lo que hacemos de una manera clara y fácil”

Alejandra Virkel es la productora del largometraje musical Bien de familia, que financió colectivamente su producción general a través de Panal de ideas por más de $18.600. Virkel realiza trabajas académicos en la UBA. Se desarrolla laboralmente en fotografía de producto y grabación de audiovisuales para eventos sociales y empresas. El estado de su espíritu es inquieto. El principal rasgo de su carácter es la ansiedad. La cualidad que desea y una mujer es el humor. Su principal defecto es la inseguridad. Quisiera ser alguien que tome riesgos más seguido. Detesta la impuntualidad y ama La Patagonia. El cine para ella significa sumergirse en otra realidad. Lo que más le gusta es reír a carcajadas y cantar. Aquí, nos cuenta sobre el crowdfunding.

Alejandra Virkel, productora de "Bien de familia".



¿Por qué hacer un musical, sabiendo que en el país hay pocas apuestas al género?

Con nuestro grupo de trabajo, para el trabajo final de nuestra carrera (Diseño de Imagen y Sonido, en la UBA), queríamos hacer un largometraje musical. Nos parecía que era un género que, dentro del cine, no había sido muy explorado en el país. Por eso nos dispusimos a pensar una historia que combinara el musical con otras temáticas que nos identificaran como jóvenes estudiantes argentinos. A grandes rasgos, “Bien de Familia” trata sobre los hermanos Cedrone. Olivia (la del medio), y Vicky (la menor), viven en un pueblo. A partir de la muerte de su padre, se ven obligadas a volver a convivir con su hermano mayor, Marcos, que ha vuelto luego de vivir en Buenos Aires por los últimos 15 años. Para poder sobrellevar la pésima situación económica en la que se encuentran, deberán remontar la herencia que su padre les ha dejado: un Trencito de la Alegría. Juntos aprenderán que la unión familiar es más fuerte que sus objetivos personales.

El corto ficcional “Nadie canta sobre viejas” retrata la historia de unas abuelas que cantan sobre la vejez. ¿Por qué el contenido es tan atípico y bizarro?
Nuevamente, el disparador fue el corto final que debíamos hacer para el segundo año de Diseño Audiovisual. El grupo de trabajo es casi el mismo. Pensando acerca del guión, y la historia, surgió el mundo de los geriátricos como algo interesante para explorar. Pero ninguno de nosotros podía aportar una mirada realista sobre los asilos para ancianos. Cada uno había ido en contadas ocasiones para visitar a algún familiar, y ahí se terminaba nuestro conocimiento. Por esa razón, fue que decidimos tomarlo desde un lado más bizarro. Íbamos a construir nuestra propia realidad acerca de un asilo.

¿En la productora “De arriba contenidos” tienen un objetivo artístico que siguen o trabajan a pedido para cada proyecto en particular?
Los integrantes de “Dearriba” compartimos esta pasión por los musicales. En este momento el objetivo artístico es ese, poder desarrollarnos en cine, teatro, u otro medio. Si bien “Bien de Familia” podría considerarse una consigna externa, lo que nosotros nos propusimos va más allá de cualquier trabajo académico. Tenemos la suerte de poder contar con el apoyo de la cátedra, que nos permite darle para adelante en este proyecto.

¿Ustedes creen que el género musical puede apuntar a ser visto por el gran público o siempre apuntará a los que realmente disfrutan los musicales?
El género musical tiene un público bastante segmentado. Pero a juzgar por lo que se vive en la escena teatral porteña, vemos que los musicales son cada vez más visitados. En el círculo comercial y en el teatro off. Cada vez más gente se anima a dejar los prejuicios que tenía en un comienzo para poder disfrutar de una gran experiencia. De la misma manera, películas reciente de Estados Unidos musicales han tenido una gran recepción dentro del público. No es exactamente el tipo de película que buscamos en “Bien de Familia”, pero demuestra que el musical no es algo a lo que el gran público le escapa.

Consiguieron un catering para trasladar a Alberti. ¿Cómo resultó esa experiencia?
La recepción en general del proyecto superó nuestras expectativas. No sólo con el voluntariado o el aporte económico, sino también con la respuesta que teníamos en círculos de gente que no frecuentábamos. Panal nos permitió mostrar lo que hacemos de una manera clara y fácil. Nos pasó que quizás íbamos a alguna reunión o evento social y nos preguntaban si nosotros éramos los de “Bien de Familia”.

El equipo de “Bien de Familia”. ARRIBA, de izquierda a derecha: Antonella Scoccimarro (asistente de casting), Florencia Lovaglio (Coach Vocal),Tomas de Dominicis (Montajista),Eugenia Fontana (Directora). ABAJO, de izquierda a derecha: Martina Gruppalli (Directora de Arte), Brenda Taubin (Foto Fija), Ale Virkel (Productora) y Javier Biglieri (Director de Fotografía)



Cuando el proyecto avanzaba, iban publicando las actualizaciones en el Facebook ¿La diagramación de la campaña fue pensada o fueron más intuitivos?
Creo que la gran respuesta que tuvimos no hubiese sucedido sin la ayuda de esta plataforma y de las redes sociales como Facebook y Twitter. La campaña que hicimos nos sirvió no sólo para dar a conocer el proyecto, sino también para cuestiones específicas como el Casting. Gracias a la difusión, la convocatoria fue excelente. Si bien tuvimos que hacer una selección, nos sorprendimos por el número de personas que se contactó. La campaña no fue planeada, pero teníamos algunos puntos claros desde el principio. Por ejemplo, quisimos que los activistas de Panal pudieran ser reconocidos también en Facebook. De esa manera le dábamos movimiento a la página, e incentivábamos al resto de la gente a aportar.

¿Cómo resultó la experiencia con el financiamiento colectivo?
La ansiedad de llegar o no llegar, siempre está. Si bien teníamos incertidumbre, también sabíamos que contábamos con amigos y familiares que nos podían ayudar. De todas maneras, nos llamó la atención la cantidad de gente que aportó (40 Activistas), ya que se salían de nuestro círculo más cercano.

¿Cuándo realizarán el estreno oficial de la película? ¿Se podrá ver en los cines?
El pre-estreno está planeado para marzo. Allí se presentará la película a todos nuestros activistas, familiares, amigos, etc. Luego de eso tenemos planeado mandarlo a distintos festivales nacionales e internacionales. Por ahora no tenemos en vista un estreno comercial.




“Ser artista es un proceso de creación entre la consciencia y la inconsciencia”

María Chevalier es la creadora de PortodosladosMaría y financió colectivamente a través de Panal de ideas su propia marca de objetos y diseños por más de $9100. Chevalier se recibió de escenógrafa, vestuarista y directora de arte en el Instituto Saulo Benavente. Estudió dibujo con Juán Boán y un tiempo “Artes Combinadas” (UBA) y “Diplomatura en títeres y objetos” (UNSAM). En paralelo crecían los encargos de dibujos, ilustraciones, diseños e invitaciones para exponer, entonces decidió dedicarse al dibujo y empezó a realizar una muestra cada dos meses. Luego comenzó a cursar la Licenciatura en dibujo (IUNA), que realiza actualmente. En escenografía trabajó con bandas como “Don Maurón”, “Ginkgobiloba” y “Sig Ragga”. También en teatro trabajó con “Emiliano Dionisi”, “Deborah Warren” y “Carlos Di Pasquo”, entre otros. Sus artistas plásticos favoritos son los que se comprometen. Ama mirar el mar y odia que se tapen las bombillas del mate. Lo que más le gusta de la vida es que a veces parece un chiste. Su primer amor siempre estuvo en la transformación del material de desecho y en hacer con poco. Aquí, nos cuenta su historia.


María Chevalier, dibujando.



Oficialmente, comenzaste a dedicarte a las artes plásticas y la ilustración hace tres años, pero en realidad lo hiciste desde siempre. ¿Te acordás de tu primer dibujo?
No. Recuerdo echarme sobre la alfombra de mi abuela y dibujar. A los 6 años, seguro. Imposible recordarlo. Igual todos los niños dibujan y pintan, lo raro es encontrar adultos que se entretengan con eso.

En tu marca intervenís diferentes materiales como papel, madera y plástico ¿Cómo se te ocurrió la idea y con qué obstáculos te encontrás cuando lo hacés?
No hubo idea realmente. Un día una amiga me dijo "quiero una remera con tus dibujos", otro día un amigo me dió el pickguard de su guitarra y me preguntó si quería dibujar en ella. Sucedió solo. El obstáculo más difícil de superar es el de venderse.

¿Cómo surgen los personajes? ¿Cuánto de influencia tiene tu propia vida?
La verdad, no tengo idea cómo aparecen los personajes. Aprendí a dibujar dejándome guiar por el espacio vacío entre cada línea. Recién hace más o menos un año que mis trabajos comienzan con una idea precisa que se lleva a cabo. Antes se trataba simplemente de comenzar a hacer líneas hasta que del propio dibujo me nacía una idea. Un proceso de creación entre la consciencia y la inconsciencia. Indudablemente mis vivencias son parte de ese proceso.

Trabajaste como escenógrafa y realizaste vestuarios para teatros y cortometrajes. ¿En que se diferencian las artes plásticas con respecto a las demás artes?
Ser artista es un proceso de creación entre la consciencia y la inconsciencia. Toda actividad puede ser arte. Todo forma parte de lo mismo.

El maravilloso mundo de “PortodosladosMaría”.


¿Cuáles son tus influencias en tus diseños?
Siempre amé a Quino, a Mordillo, a Caloi. Me dejó muda descubrir a Escher y mi abuela se transformó en mi ídola cuando me regaló un libro de pop up inmenso, con miles de puertitas y ventanas que se tridimensionaban al abrirlo."El Quillet de los niños", las ilustraciones de Vilar en los libros de María Elena Walsh y los cortos de "Caloi en su tinta", siempre me gustaron. También me pasó de descubrir de grande a montones de artistas que ya había visto antes, pero cuyos nombres no conocía: Nine, Breccia, Sacafati. Carlos Alonso, Dalí y Picasso, las máquinas del movimiento futurista. Ahora llegó a mis manos un libro de Alejandro Sirio que es increíble y una colección inmensa de revistas Cimoc. También me inspira una mancha en la pared, la firma en el boletín de tus viejos, la caligrafía de la abuela, los jeroglíficos de las notas de mi abuela, la sombra de un saco en la oscuridad, porque parece un monstruo con tentáculos y espalda gigante. Las influencias son infinitas.

¿Por qué elegiste el financiamiento colectivo para financiar tu proyecto?
Porque una amiga trabaja en eso, me invitó a una charla informativa sobre financiamiento colectivo y cuando surgió la necesidad de agrandar la marca parecía perfecto, porque desde la venta de mi primer dibujo todo lo que hago viene siendo apoyado y gestionado por la gente que me rodea, que me hace encargos, que me compra. No soy yo, sino los demás.

¿Por qué te dedicás al arte?
Porque sino creo que podría explotar.

¡ Vos podés colaborar con este proyecto! Entrá acá y ayuda a María a completar su meta: http://panaldeideas.com/proyectos/portodoslados-maria/

“El voluntariado es muy útil y la forma de contacto es inmediata”

Benjamín Landaburu es diseñador, fotógrafo y es el productor/director creativo de la serie web “Lado C”. Utilizó el voluntariado de Panal de ideas para conseguir tres integrantes que se incorporaron al equipo de trabajo de la comedia. Ahora, quiere subir un proyecto para financiar la sitcom.

Benjamín Landaburu utilizó con éxito el voluntariado de Panal de ideas.



¿Para qué utilizaste el voluntariado de Panal y con qué objetivo?
Cuando lo conocí aún estábamos terminando de armar el equipo para la serie web y teníamos que cubrir algunas áreas donde nos faltaba gente con conocimientos específicos por lo que empecé a escribir explicando el proyecto y enseguida empecé a tener respuestas productivas.

¿Cuál fue el resultado? ¿Crees que funciona la herramienta?
Fue totalmente óptimo ya que en la actualidad hay tres integrantes, de los 35 que somos, que forman parte del equipo cumpliendo roles necesarios para el desempeño del proyecto. El voluntariado es muy útil y la forma de contacto es inmediata. Solo hay que enviar un mensaje y se te informa por mail al recibir la respuesta.

¿De qué trata la serie "Lado c"? Contanos sobre los personajes.

Es una serie online de formato sitcom que se puede ver a través de www.ladocserie.com, combina historias de amistad y diversidad. Se trata de 6 amigos muy diferentes entre sí, que viven en Buenos Aires y forman un grupo extremadamente cercano con códigos que los hacen únicos. De alguna forma naturalizamos el ridículo y exageramos lo cotidiano. Nos interesa partir de ciertos clichés para después poder romperlos dando otra forma de ver las cosas.

El equipo de producción de la sitcom "Lado C".


¿Tenés pensado financiar subir el proyecto a Panal para financiarlo?
Sí. Tenemos pensado subir el proyecto debido que lo estamos autofinanciando y el alquiler de equipos es costoso. Es una buena opción para no demorar los rodajes.

¿Recomendarías ofrecerse y buscar proyectos a través del voluntariado?
Cuantos más voluntarios, mas proyectos van a poder hacerse y muchas personas se van a animar a cumplir esos proyectos que a veces solo quedan en un cajón.

¿Crees en la producción de proyectos en comunidad?
Siempre pensé que los proyectos en comunidad son funcionales y después de mi experiencia personal no me queda ninguna duda. Hay que eliminar los prejuicios y dejar de creer que es difícil conseguir personas capacitadas que se van a comprometer y aportar, porque en la práctica uno se sorprende para bien.

↑ Arriba ↑