“Ser artista es un proceso de creación entre la consciencia y la inconsciencia”

María Chevalier es la creadora de PortodosladosMaría y financió colectivamente a través de Panal de ideas su propia marca de objetos y diseños por más de $9100. Chevalier se recibió de escenógrafa, vestuarista y directora de arte en el Instituto Saulo Benavente. Estudió dibujo con Juán Boán y un tiempo “Artes Combinadas” (UBA) y “Diplomatura en títeres y objetos” (UNSAM). En paralelo crecían los encargos de dibujos, ilustraciones, diseños e invitaciones para exponer, entonces decidió dedicarse al dibujo y empezó a realizar una muestra cada dos meses. Luego comenzó a cursar la Licenciatura en dibujo (IUNA), que realiza actualmente. En escenografía trabajó con bandas como “Don Maurón”, “Ginkgobiloba” y “Sig Ragga”. También en teatro trabajó con “Emiliano Dionisi”, “Deborah Warren” y “Carlos Di Pasquo”, entre otros. Sus artistas plásticos favoritos son los que se comprometen. Ama mirar el mar y odia que se tapen las bombillas del mate. Lo que más le gusta de la vida es que a veces parece un chiste. Su primer amor siempre estuvo en la transformación del material de desecho y en hacer con poco. Aquí, nos cuenta su historia.


María Chevalier, dibujando.



Oficialmente, comenzaste a dedicarte a las artes plásticas y la ilustración hace tres años, pero en realidad lo hiciste desde siempre. ¿Te acordás de tu primer dibujo?
No. Recuerdo echarme sobre la alfombra de mi abuela y dibujar. A los 6 años, seguro. Imposible recordarlo. Igual todos los niños dibujan y pintan, lo raro es encontrar adultos que se entretengan con eso.

En tu marca intervenís diferentes materiales como papel, madera y plástico ¿Cómo se te ocurrió la idea y con qué obstáculos te encontrás cuando lo hacés?
No hubo idea realmente. Un día una amiga me dijo "quiero una remera con tus dibujos", otro día un amigo me dió el pickguard de su guitarra y me preguntó si quería dibujar en ella. Sucedió solo. El obstáculo más difícil de superar es el de venderse.

¿Cómo surgen los personajes? ¿Cuánto de influencia tiene tu propia vida?
La verdad, no tengo idea cómo aparecen los personajes. Aprendí a dibujar dejándome guiar por el espacio vacío entre cada línea. Recién hace más o menos un año que mis trabajos comienzan con una idea precisa que se lleva a cabo. Antes se trataba simplemente de comenzar a hacer líneas hasta que del propio dibujo me nacía una idea. Un proceso de creación entre la consciencia y la inconsciencia. Indudablemente mis vivencias son parte de ese proceso.

Trabajaste como escenógrafa y realizaste vestuarios para teatros y cortometrajes. ¿En que se diferencian las artes plásticas con respecto a las demás artes?
Ser artista es un proceso de creación entre la consciencia y la inconsciencia. Toda actividad puede ser arte. Todo forma parte de lo mismo.

El maravilloso mundo de “PortodosladosMaría”.


¿Cuáles son tus influencias en tus diseños?
Siempre amé a Quino, a Mordillo, a Caloi. Me dejó muda descubrir a Escher y mi abuela se transformó en mi ídola cuando me regaló un libro de pop up inmenso, con miles de puertitas y ventanas que se tridimensionaban al abrirlo."El Quillet de los niños", las ilustraciones de Vilar en los libros de María Elena Walsh y los cortos de "Caloi en su tinta", siempre me gustaron. También me pasó de descubrir de grande a montones de artistas que ya había visto antes, pero cuyos nombres no conocía: Nine, Breccia, Sacafati. Carlos Alonso, Dalí y Picasso, las máquinas del movimiento futurista. Ahora llegó a mis manos un libro de Alejandro Sirio que es increíble y una colección inmensa de revistas Cimoc. También me inspira una mancha en la pared, la firma en el boletín de tus viejos, la caligrafía de la abuela, los jeroglíficos de las notas de mi abuela, la sombra de un saco en la oscuridad, porque parece un monstruo con tentáculos y espalda gigante. Las influencias son infinitas.

¿Por qué elegiste el financiamiento colectivo para financiar tu proyecto?
Porque una amiga trabaja en eso, me invitó a una charla informativa sobre financiamiento colectivo y cuando surgió la necesidad de agrandar la marca parecía perfecto, porque desde la venta de mi primer dibujo todo lo que hago viene siendo apoyado y gestionado por la gente que me rodea, que me hace encargos, que me compra. No soy yo, sino los demás.

¿Por qué te dedicás al arte?
Porque sino creo que podría explotar.

¡ Vos podés colaborar con este proyecto! Entrá acá y ayuda a María a completar su meta: http://panaldeideas.com/proyectos/portodoslados-maria/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

↑ Arriba ↑