“Con mi obra busco rescatar la burla, lo absurdo y el humor inteligente”

Brenda Costa es la directora de “Delia o la Noche de las flores”, una obra de teatro que financió colectivamente su vestuario y parte de la escenografía a través de Panal de ideas. La historia narra la vida de Delia, una escultora italiana cuyo matrimonio está en declive. Costa es licenciada en Actuación (IUNA), se formó con Ricardo Bartís, Pompeyo Audivert, Eugenio Soto y Ariel Barchilón. El principal rasgo de su carácter es su ansiedad. Lo que más aprecia en las personas es el humor. Su principal defecto es su exigencia. Sus actores favoritos son Christoph Waltz, Uma Thurman, Buster Keaton, Bill Murray, Dennis Hopper y Meryl Streep. En esta entrevista nos abre las puertas de su mundo creativo y de sus artimañas como directora.

Un ensayo de "Delia o la Noche de las flores". Ito (Yannick Du Plessis), Maga (Natalia Canillas) y Castro (Federico Iglesias)


¿Cómo surgió la idea de hacer una obra sobre una escultora italiana y sus extrañas prácticas nocturnas?
El año anterior a escribir la obra, estuve muy pendiente de algunos artistas, fui a sus muestras, accedí a material sobre su vida y obra. Fue sin querer pero algo de eso me quedó rondando y se mezcló con ejercicios de escritura, imágenes, experiencias personales y películas. Con el tiempo, la trama y el personaje de Delia fueron tomando forma. La escultura tiene un método que es muy representativo de la búsqueda del artista, de su proceso creativo. Literalmente, darle forma a lo informe, encontrarle un estilo, percibir sus tensiones. En Delia, probablemente, esté resumido ese quehacer y la obsesión por la obra, por tornarse obra ella también. Hay una simbiosis y un deseo de ser la misma cosa, en el personaje.

¿Cómo fue el proceso creativo de escritura?
El disparador inicial fue una idea para una película. Escribí las primeras cinco páginas para un taller que estaba haciendo y tuve que dejar. Pensé en retomar la escritura más adelante, pero la obra se me impuso. Tenía imágenes e ideas que fui plasmando hasta llegar a un primer boceto. Fue un proceso relativamente corto. Los personajes se me presentaron muy claramente, los ví, los pensé. Hace más de un año que trabajo con el material, lo modifico, lo completo y lo leo. Empecé a ensayar con los actores ese primer boceto y la escritura de la obra se fue completando con los ensayos. Los textos son míos, pero precisé probarlos con los actores.

Conversación entre los actores Ito (Yannick Du Plessis) y Castro (Federico Iglesias)



¿Por qué los personajes viven en un mundo refinado?
Los personajes son Delia, la escultora italiana y Renzo su esposo, con quién la convivencia se ha tornado dura, debido a sus prácticas nocturnas y la falta de contacto físico. Y además los tres invitados, amigos de Delia: Castro, Ito y Maga. Los vínculos se articulan de un modo muy dinámico durante la obra, entre ellos, con Renzo y Delia. Los personajes son presentados como unos snobs y terminan cometiendo calamidades. El marco de todo eso es un espacio prolijo, bello, atractivo, exacto, para que ellos pudieran ponerse desprolijos. Como una mancha de sangre sobre un tapizado bellísimo.

¿Qué relevancia tiene el diseño sonoro de “Fer Tur” dentro de la obra?
Empecé a trabajar con una hipótesis de banda sonora, que incluye temas de jazz de Mulligan y temas en italiano de Renato Carosone. Fer Tur, se encargó de agregar sonidos para ambientar lo que ya estaba armado visual y actoralmente.

En las recompensas incluyeron “una cena italiana” y “esculturas”. ¿Por qué y cómo se les ocurrieron esas recompensas y cómo las recibieron los activistas?
Quisimos que los activistas también pudieran inmiscuirse en el mundo que invoca la obra. Nos pareció que una cena y una escultura podían ser dos recompensas interesantes para ellos.

Brenda Costa (directora) dándole indicaciones a Renzo (Daniel Núñez)



¿Cómo definirías el tipo de teatro que realizas? ¿Cuál es el objetivo artístico?
Esta es la primera obra que dirijo y escribo por completo. Antes había co- escrito “Living Room”. Con mi obra busco rescatar la burla, lo absurdo y el humor inteligente. Por otra parte hay algunas referencias a mí y a mi familia, pero no de manera consciente. El objetivo de “Delia o la Noche de las flores” es poder transmitir mis artimañas como directora, como creadora de un hecho teatral.

¿Cómo fue la experiencia de financiar colectivamente a través de Panal de ideas?
Fue bastante largo el proceso hasta lanzar el proyecto. Me había planteado definir objetivos y recompensas. Desde Diciembre hasta Abril estuve en contacto con Ivanna Fridman para plantearlo de la mejor manera. Finalmente, después de grabar el video con los actores, lo lanzamos. Durante los dos meses siguientes, tuvimos momentos de expectativa o de frustración, si veíamos que estaba estancado. Sentimos alegría cuando lo financiamos. Me hubiera endeudado si no lo financiaba por Panal de ideas.

¿Cómo vienen con los ensayos de las funciones?
Esta época es muy disfrutable para mí. Lo que era un frankestein ahora tiene forma y fecha de estreno. Con respecto hace un año atrás, ahora el trabajo parece más fácil. Trabajé mucho, estoy disfrutando del monstruo de mi creación. Somos un grupo grande, pero prolijos a ritmo. En un mes, veremos cómo funciona la obra y como la reciben los espectadores. Me parece importante mostrar el mundo que imagine y que todos puedan ser parte de este proyecto.

“Delia o la Noche de las flores”, dirigida y escrita por Brenda Costa. Se presenta desde Agosto hasta Octubre, todos los viernes a las 22hs en La Sala Habitándonos (Valentín Gómez 3155).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

↑ Arriba ↑