"Logramos lo que soñamos"

Ernesto “Tuqui” Donegana es el director de “La hora azul”, una obra de teatro que se financió colectivamente a través de Panal de ideas. El espectáculo recorre la historia Argentina a través de la música, danza, canciones y otras artes escénicas. Donegana se formó como actor en “Sportivo Teatral” y en el “Teatro San Martín”, entre otros. El principal rasgo de su carácter es ser respetuoso y quisiera ser más alto. Su principal defecto es que es desordenado, pero detesta la impuntualidad. Sus actores favoritos son los políticos. En esta entrevista nos cuenta sobre la obra y los desafíos del crowdfunding.


¿Cómo surgió la idea de hacer una obra sobre un cabaret que recorra la historia Argentina?
La idea era trabajar aspectos de la historia reciente del país, esto nació dentro del género cabaret porque desde allí pensamos la realidad, la parodiamos y producimos un choque. Es una cabalgata paródica e humorística sobre coyunturas políticas del país. El cabaret es un género anárquico, extraordinario y único que permite decir lo que nadie dice. No tiene un relato, sino que está estructurado en números y el público puede mirar el espectáculo tomando algo desde nuestra barra exclusiva. Removemos así el pensamiento único del “gran modelo argentino”, para pensar en otra cosa. Para torcer ese pensamiento único necesitábamos de un autor como Alejandro Tantanian que sondeó en la historia del género. Luego escribió los textos y canciones que están presentes en “La hora azul” basándose en discursos famosos de la historia Argentina, canciones de Bertolt Brecht, Friedrich Hollander, Stephen Sondheim, Cole Porter, Jacques Brel y Boris Vian, entre otros. Muchos de los nombrados, son enormes letristas que construyeron piezas únicas, dentro de la música y su propia mirada sobre la realidad de su país.

Ernesto Donegana, director de "La hora azul".


¿Cómo definirías el tipo de teatro que realizás? ¿Es importante la estética?
Cada espectáculo es nuevo desafío. Siempre llevo adelante nuevas propuestas diferentes entre sí, que me exigen forzar mis propios límites y entablar desafíos creativos. “La hora azul” involucró un proceso artístico que nos enfrentó con limitaciones y logros extraordinarios. Estoy feliz con lo que conseguimos. Creo que esa felicidad es la que se trasladará a los espectadores. Gozamos haciendo la obra y es un gran objetivo logrado. El trabajo que llevé adelante con Zoe Di Rienzo, la encargada de arte del cabaret, ha sido de lujo. Zoe es una artista plástica única con una extraordinaria imaginación y un potencial artístico explosivo. Me conmovió mucho ver como quedó el espacio después de las intervenciones de Zoe. El vestuario es un verdadero lujo para una producción de este tipo, hay de todo: desde plumas, hasta capas de seda. ¡Invito a todos a compartir la experiencia!

¿Cómo fue la experiencia de financiar colectivamente a través de Panal de ideas? ¿Qué hubiera pasado si no podían comprar las pelucas y la utilería para la obra?
La experiencia fue única, nunca dudamos que llegaríamos a financiarlo. Siempre supimos que Panal de ideas era un espacio para financiar este proyecto que quiso ser independiente del dinero del Estado. Si no hubiéramos conseguido el dinero, las actrices hubieran sido peladas y no utilizaríamos objetos. Afortunadamente nada de eso ocurrió. Logramos lo que soñamos. Además a través del voluntariado conseguimos un estudiante de actuación que colaboró en la obra, eso fue un beneficio extra que nos dio Panal de ideas.

Tres actrices de la obra. Marien Perseo (Irene), Marcela Arza (La polaca) y Flora Ferrari (La tana


¿Qué significa para ustedes presentarse en la Casona Iluminada? ¿Cómo les fue en el estreno?
La Casona Iluminada es hoy uno de los espacios radicalmente alternativos que ofrece la ciudad de Buenos Aires. Para nosotros poder formar parte de la programación es una verdadera felicidad. Reconocemos en ese espacio marcas generacionales muy fuertes y adherimos a esas voluntades de búsqueda y estéticas. El estreno fue un salto al abismo, pero estuvo más que bien. Todos contentos. Esperemos a ver que sucede en la segunda función.


“La hora azul”, de Alejandro Tantanian con dirección de Ernesto Donegana. Se presenta por dos meses todos los viernes a las 23.15hs en La Casona Iluminada (Av. Corrientes 1979).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

↑ Arriba ↑