"La experiencia fue súper clara y me sirvió para llegar a más gente"

Martina, una joven artista plástica, concretó el proyecto Rita Pintada, para intervenir instrumentos musicales, y recaudó $7.700 en tan solo 30 días.

El amor por el dibujo nació en Martina a muy temprana edad. De muy pequeña comenzó a materializar la sensibilidad del universo de la niñez en diversos dibujos que, sin ella saberlo, fueron la piedra basal de su desarrollo artístico. Pero no fue hasta 2010 cuando esta joven estudiante de Diseño decidió probar algo nuevo: intervenir la guitarra de un amigo. Luego, se sumó otro, y otro y otro. La experiencia resultó tan buena y gratificante que en ese instante nació Rita Pintada, intervenciones de instrumentos musicales y objetos diversos.

El proceso me fue motivando a lo largo del camino.


El pintoresco y llamativo proyecto llegó a los ojos de Panal de ideas que, a través de su departamento de Relaciones Institucionales, se contactó con Martina para conocer sus necesidades e interiorizarse en su historia. La experiencia fue súper clara y me sirvió para ordenarme y también para llegar a más gente. Fue todo re contra positivo, dice la joven.

Gracias al financiamiento colectivo, Rita Pintada recaudó $7.695, casi un tercio más del objetivo prefijado, gracias al aporte de 28 activistas que creyeron en su proyecto. Cada recompensa fue única. Desde dibujos, pasando por almanaques hasta pintar el pickguard de una guitarra eléctrica, un charango, una “ritita” (la tradicional guitarrita de juguete) y una guitarra criolla.

Los activistas me dieron un voto de confianza ciega.


Abrir el juego a otro tipo de objetos estuvo muy bueno porque tuve que animarme a pintar otras cosas. La experiencia me fue motivando a lo largo del camino. Antes me sentaba a esperar a que me compraran y, esta vez, me tuve que poner a producir, cuenta Martina.

Los artistas y los activistas entablan una relación íntima y estrecha durante el proceso. Al menos así lo vivenció esta creadora: El momento de la entrega es todo un tema. Ellos me habían confiado sus guitarras, pero no sabían con qué se iban a encontrar. Por suerte, la reacción siempre estuvo buena. Yo quedé conforme y ellos también. Es un voto de confianza ciego, resume.

¡Felicitaciones a Martina y a todos los activistas!

Una de las recompensas de Rita Pintada.


Detalles de uno de los proyectos de Rita Pintada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

↑ Arriba ↑