Rosario, semillero cultural

Panal de ideas llegó a Santa Fe.

Llegamos por primera vez a Rosario un lunes, con un par de reuniones programadas y con conocimientos generales sobre la movida cultural de la ciudad. Nos encontramos con una grata sorpresa: mucha gente activa, con proyectos, ideas y buenas intenciones. Una ciudad hermosa, y artistas con una vibra muy particular. Repleta de versatilidad y convergencia de muchas disciplinas culturales. Charlamos, debatimos, nos nutrimos de toda la data que nos pasaron. Hablamos del Estado y su participación, de la dificultad de muchos para subsistir y sus intenciones de vivir como artistas independientes, de las ganas de hacer y crecer que tienen. También tratamos las necesidades de espacios, y de las intenciones de potenciar el trabajo entre todos para, mediante la educación y la colaboración, poder vislumbrar ese horizonte “utópico” que parecía ser la autogestión.

Este viaje fue una prueba del poder de convocatoria uno a uno, del boca a boca. Gente que postea, comparte y se suma a un proyecto que busca eso, construir una comunidad. Como dijimos antes, llegamos a Rosario para conocer, charlar y debatir, ya que no se puede comprender un lugar sin estar físicamente en él. Comenzamos armando un encuentro en un entrepiso del Bar La Sede. Estamos orgullosos y súper contentos de compartir con ustedes que tuvimos que correr a reservar el auditorio del lugar para poder recibir a las casi 100 personas que vinieron, opinaron, preguntaron y nos hicieron entender sus problemáticas como artistas. Aún no podemos decir que “conocemos” Rosario. Pero sentimos que dimos un paso adelante. Se gestionaron notas, charlas y reuniones durante los 10 días que estuvimos y creemos que todo esto sucedió gracias a la colaboración grupal de todos los que nos dieron una mano.

El “gracias” queda chico. Ojalá este viaje sea el inicio de un montón de proyectos, uniones y colaboraciones. Ojalá podamos ayudarlos a que, finalmente, ese sueño de autogestión se haga realidad. Siempre en conjunto, siempre trabajando. Nuestras expectativas fueron superadas. A todos los que se coparon y entendieron que estamos poniendo todo en un proyecto que nos emociona, no tenemos más que decirles: gracias eternas. Hoy para nosotros, ya son parte de este Panal. Rosario, ¡nos vemos pronto!



La ciudad vista desde el río Paraná.


Patricio en el encuentro con artistas, en el auditorio del Bar La Sede.


Algunos de los asistentes al taller de autogestión.


1 comentario:

  1. estas cosas las deberían decir en todos los lados, para centrase mas en el enfoque destinado a compartir Arte...

    ResponderEliminar

↑ Arriba ↑