“Nos recomendaron Panal y funcionó”

La compañía Circo Arriba recaudó $5.400 y montó su primera obra, Marea, gracias a 22 activistas.
Ocho artistas se agruparon en la compañía Circo Arriba y deseaban montar su primer espectáculo. Cruzados por un sentimiento vinculado a la autogestión, comenzaron a idear la obra Marea, cuyas funciones serían a la gorra. Alentada por esos valores, Amira se contactó con Panal de ideas para dar su primer paso en el financiamiento colectivo.

Llegamos a través de un amigo que los recomendó. Me dijo que capaz nos servía y, finalmente, fue así. Se lo planteé a la compañía y les pareció que podía funcionar. No conocía el crowdfunding, me lo contaron en la reunión y me pareció que estaba bueno, dice la artista quien admite que desconfiaba un poco de la herramienta. Al principio, no sabíamos si iba a andar y si la gente iba a colaborar pero funcionó bastante bien. Siempre poníamos la plata de nuestros bolsillos y con las funciones, recuperábamos algo. Pero esta vez teníamos más gastos de producción porque queríamos que estuviera mejor y eso significa invertir más, cuenta.

Gracias al aporte de 22 activistas, Circo Arriba recaudó $5.400 y pudo montar su primera obra, Marea. Con el dinero obtenido, los chicos confeccionaron numerosos trajes de vestuario, contrataron una sala de ensayo y hasta un herrero para que realizara una lámpara especial para el show.

Tenemos entre dos y tres trajes cada uno. Uno igual para todos, uno para cada personaje, y como tenemos una escena con luz negra, usamos vestuario negro con telas flúor que brillan en la oscuridad, enumera Amira.

Finalmente, Marea se estrenó en octubre con gran éxito en el Club del Trapecista y decenas de personas pudieron disfrutar de un espectáculo, parido del esfuerzo colectivo.

La compañía Circo Arriba en plena función de Marea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

↑ Arriba ↑