La Calesita: música para girar

Cuatro músicos, un repertorío colorido y el sueño de grabar el primer disco. La plataforma para cumplir esa meta fue Panal de ideas. En esta nota relatan su experiencia en el camino de la autogestión como artistas independientes.


LA CALESITA

Crecer, trabajar, la rutina, perder la esencia. Pausa. A veces es necesario volver a las raíces y para eso, nada mejor que la música. Las canciones de La Calesita son como una brújula que permite reencontrarse con un pasado de juegos, una tarde de sol en el patio de la abuela o el olor a pasto recién cortado. Como dice Yael Lazzari, voz de la banda, La Calesita es una segunda oportunidad, un giro para “volver a compartir, rearmar y resignificar canciones que estaban guardadas hace mucho tiempo”.

Desde el 2011, Yael junto a Juan Deza (percusión), Ignacio Mangione (guitarra y voz) y Cecilia Chmielnicki (contrabajo y coros) giran por la movida under y espacios culturales y suman cada vez más oyentes a sus recorridos. Hacen sus propias canciones y algún que otro cover en formato acústico, lo que les permite ser artistas itinerantes. Se auto proclaman “mestizos musicales” y afirman que se alimentaron de toda la música que ha pasado cerca de ellos. En la variedad está el gusto y el combo que presenta esta banda es cautivante: valsecitos, ska, un poco de reggae, swing y milongas con un sonido en blanco y negro que transportan al oyente a otra época. Una melodía que te lleva a la infancia y te encuentra moviendo la cabeza y silbando bajito.

Entre vuelta y vuelta La Calesita necesitó parar y concretar una meta: la producción de su primer álbum, “Música para girar”. Para lograr su objetivo necesitaban recaudar $7.600 y pensaron que Panal de Ideas era la plataforma adecuada para cumplir su sueño. Así lo cuenta Yael: “Conocimos Panal de Ideas por la publicación de otro proyecto en el que nos sumamos como activistas. Nos pareció una gran propuesta en donde podemos apostar al arte entre todos y todos salir ganando. Nos pusimos a averiguar y nos gusto mucho la movida, sobretodo porque no habia cabos sueltos, ni intereses comerciales, ni letras chicas, y por eso nos sumamos.”


Juan Deza, Ignacio Mangione, Cecilia Chmielnicki,Yael Lazzari

“Todos salimos ganando”, es una frase recurrente entre los artistas que se suman al financiamiento colectivo y para quienes transitan el gratificante pero también difícil camino del arte independiente. ”Los artistas que nos inclinamos por la autogestión lo hacemos para evitar esos laberintos por los que nos llevan aquellos que se interponen entre nuestro arte y su objetivo original. Para nosotros como para tantos otros, el arte independente es también la única opción por ahora. Es difícil, porque cuando aparece el negocio todos nos vemos tentados. Creo que es una batalla no sólo contra las grandes productoras (que siempre van a salir ganando) sino también contra nosotros mismos, contra nuestras formas más irracionales y ambiciosas. Nosotros pensamos que lo primero antes de "producir" es "consumir" arte independiente. Dado que "producir" y "consumir" son palabras que por lo visto jamás se quitaran de nuestro diccionario cotidiano, tratemos entonces de "alimentarnos" no sólo de lo que nos meten hasta por la oreja, sino también de aquello que somos capaces de elegir, aunque sea en una pequeña porción”.

Y muchos eligieron el proyecto de La Calesita por lo que el grupo logró el dinero suficiente y actualmente se encuentran en plena producción de su primer disco. Los activistas fueron una pieza importante en el proceso: “La verdad es que tuvimos una experiencia muy linda, también nos sorprendimos, porque además de participar la gente que nos banca siempre, participó mucha gente a la que no conocemos.”

Ahora, próximos a ensamblar todas las piezas de su primer disco, La Calesita sale a las pistas nuevamente y tienen un itinerario cargado de presentaciones para este año. Pasaron por El Bolsón, Rosario y si se lo proponen llegan a Japón: “Tenemos planeado movernos por todos los lugares que podamos. Últimamente venimos diciendo medio en chiste lo de Japón.. un poco ambicioso, (risas) pero bueno, aunque los sueños, sueños son, las ganas de concretarlos nos da cuerda todos los días para seguir trabajando en nuestra música y en todas aquellas tareas que como artistas independientes nos permiten seguir creciendo".

Autor: MJ Giovo

“Extremos”: un diálogo entre el presente y el pasado con las tribus del Sur

Con este proyecto documental, la productora Primerísimo Primer Plano (PPP) invita a recorrer la historia del pueblo Selk-nam, originario de Tierra del Fuego y exterminado en las primeras décadas del siglo XX. A través de nuevas tecnologías y con el financiamiento obtenido en Panal de Ideas, los miembros de PPP trasladan al presente a este clan austral para reinvindicar su legado como parte de nuestra cultura.


EXTREMOS


1. Para empezar, un poco de historia de la productora. ¿Quienes conforman PPP? ¿Cuándo nace y por qué?
Somos cuatro los fundadores de PPP: Juan Manuel Ferraro – Director y productor; Federico Molentino (Pali)– Director y Montajista; Matias Castillo (Kasty) – Director de Fotografía y Julián Carrara (Beto) – Fotógrafo. Nuestra historia tiene un largo antecedente, hace 4 años que venimos trabajando juntos. Al principio nos conocimos con Pali cursando la carrera de diseño de Imagen y sonido en la UBA y desde ahí el sueño era tener una productora propia y rental de equipos. Lo conocimos a Kasty y entre los tres formamos Pimpampum Alquiler de equipos. Ahí pudimos empezar a experimentar, probar todos los equipos que comprabamos para alquilar, conocer las herramientas bien de cerca. Luego se sumó Beto y juntos nos decidimos a armar una productora, era necesario separar el trabajo. Desde ahí surge Primerísimoo Primer Plano, su significado está ligado con la cercanía, es un plano que habla de la intimidad y nos parecía interesante el término y poder ser llamados PPP.

2. ¿Cuál es su política y filosofía dentro de la productora? ¿La comparten con Panal?
Nuestra filosofía es trabajar en todos los proyectos que de alguna u otra manera nos incentiven y nos permitan crecer. Estando abiertos al cambio y a las nuevas posibilidades de producción. Comprometidos siempre con la calidad artística y técnica. Somos emprendedores que nos embarcamos en trabajar de lo que nos apasiona y es ahí donde hay una analogía con los chicos de Panal.

3. Afirman que su influencia compartida es la saga barakasamsara.com del director Ron Fricke. ¿Qué es lo que los motiva de su obra y de qué manera influye en PPP?
Cuando vimos por primera vez Baraka me impactó por su pregnancia visual. En ese momento estaba cursando en la facultad y ese documental no se correspondía con ningún término que había aprendido. Es una cantidad gigantesca de imágenes que se desencadenan unas detrás de otras, con una música y una construcción sonora que hacen que llegues a sentir lo que el realizador propone. Hablar de la evolución del hombre que todo lo consume y arrasa con todo a su paso, la religion, la politica, la vida y la muerte. La creación y la destrucción conviven plenamente en esta saga, dando por resultado un mensaje esperanzador a pesar de todo. Eso es influencia compartida, ya que a los cuatro nos encanta esta saga y nos sirve de puntapié para muchos de los proyectos que encaramos.

"Conexión"


4. En su proyecto actual redescubren la historia del pueblo selk’nam. ¿Cómo llegan a ellos?
Recuerdo haberme interesado en los Selk-nam cuando vi como se maquillaban para sus ritos. En principio parecían tribus de algún lejano lugar y después descubro que eran habitantes de Ushuaia. Su mitología, el modo de cazar y su organización social, tanto como su desnudez en un lugar con tan baja temperatura me causo siempre un gran interés. Durante un proceso de investigación más profundo, logramos descubrir muchos más temas apasionantes y la investigación incorpora a otras culturas del sur, como los Yamanas, Haush y Aonikenk. Somos comunicadores y por eso nos interesa realizar un trabajo documental que viaje por Latinoamérica y el mundo, con un tema tan interesante como el de los pueblos originarios de esa tierra austral.

5. ¿Cuál es el relato de Extremos y cómo realizarán el documental? Extremos es un documental de observación, que trata de sensibilizar al espectador contando la historia de esos pueblos originarios.
Las imágenes invitan a la reflexión acerca de una cultura perdida. La ausencia es uno de los ejes en este relato audiovisual. El pueblo selk’nam fue invadido y exterminado por la civilización y el desarrollo; los colonizadores primero y después los terratenientes que arrasaron con todo lo que había a su paso, dejando un gran hueco cultural. Nos motiva la idea de atravesar el tiempo a través de nuevas tecnologías. Desarrollando la técnica de mapping (proyectar sobre una superficie algún objeto o situación que se integre de alguna manera con el entorno) en vivo, haremos dialogar lo presente y lo pasado resignificando la manera de ver y atravesando un estadio profundo y sensorial. El proyecto también es acompañado por la fotografía que realizará una búsqueda de esos instantes para luego ser parte del proyecto final y acompañar la difusión y exhibición del documental, buscando lograr una nueva visualización, un nuevo lenguaje.

6. Anteriormente realizaron un cortometraje documental en Bolivia. Ahora apuntan a Ushuaia. ¿Son productores nómades?
Somos viajeros y nos interesa la historia de Latinoamérica. Ushuaia que es el lugar más austral de este país y del mundo tiene una historia similar al resto de Latinoamérica. Lugares con poblaciones propias, con culturas que son cuajadas por la llegada del hombre blanco, con el afán de desarrollar a fuerza de balas y violencia.

7. ¿Por qué acudieron a Panal de Ideas para llevar a cabo Extremos? ¿Cuál es su pensamiento respecto al financiamiento colectivo y cómo les resultó la experiencia? Acudimos a Panal luego de participar en un taller en la casa de Entre Ríos. Nos gustó la idea y era interesante saber que la plataforma era nueva y así apostabamos juntos al crecimiento. También era atractivo hacer una participación colectiva en un documental independiente, dar la posibilidad a activistas de participar en un proyecto así. La experiencia fue muy positiva ya que logramos llegar a varias personas y así conseguir el los $ 28.000 para financiar nuestro proyecto.

8. ¿Tuvieron un buen resultado con el voluntariado y los activistas?
Fue muy buena. Se notaron las ganas de la gente por sumarse al proyecto. Previamente al lanzamiento nos contactamos con un diseñador gráfico que fue quien hizo el diseño de la productora. Con respecto a los activistas, fueron bien variados: clientes, amigos, familiares y nos gusta la idea de conocer a quienes nos apoyan, como también estar en la búsqueda de nuevos activistas de distintos sectores del país.

9. Extremos está próximo a llegar a la pantalla grande ya que consiguieron la meta para financiarlo. ¿Cuándo será el gran estreno?
Una vez generado el material, comienza la etapa de postproducción. Este último tramo, estará finalizando en el mes de mayo 2014. Calculando la fecha del pre-estreno el último sabado de mayo. Se llevará a cabo en Centro Cultural Cultrum , Av Triunvirato 4205, junto con una muestra con las mejores fotos del proceso de grabación

¿Querés saber más sobre este proyecto? EXTREMOS

Autor: MJ Giovo

El Método Kairós: la fórmula para construir arte desde los cimientos

Cuatro amigos decidieron cumplir un sueño: abrir un teatro. Alquilaron un taller mecánico en Palermo y arrancaron con la construcción. El esfuerzo y el financiamiento colectivo fueron el puntapié inicial para darle forma al proyecto. En esta nota relatan su experiencia con el crowdfunding y el detrás de escena de la obra.

El motor interno de creación impulsó a cuatro amigos a embarcarse en la aventura de abrir una sala de teatro. En tiempos donde la apertura de espacios culturales está sitiada por la burocracia, este grupo de jóvenes decidió apostar a la cultura independiente. Los ideólogos de la cruzada: Santiago Meiriño, Fran Ruiz Barlett, Gastón Segalini y Matías Puricelli. Todos han recorrido el camino del arte en su formación, ya sea a través de la música, el teatro o las producciones audiovisuales y el sueño de la sala propia revoloteaba en sus cabezas desde hacía un tiempo.
Santiago Meiriño, Fran Ruiz Barlett, Matias Puricelli y Gastón Segalini.

Manos a la obra. Encontraron un taller mecánico en Palermo donde pondrían la piedra fundacional de la sala y así, con la hoja en blanco, comenzaron a bocetar lo que sería El Método Kairós. Matías explica la elección del nombre: “En principio el concepto al que llegamos y que queríamos trasladar al nombre es el del momento cero. Ese momento antes de la creación en que todos podemos ser artistas potenciales, que es un poco lo que pensamos. A través de Alberto María Kairós (Ponen suspenso, los chicos no quieren revelar más detalles sobre este personaje hasta el momento) encontramos el modo de hacerlo Método. No queremos olvidarnos que el teatro, y este proyecto entero en sí es un juego, y que lo más importante es no perder la capacidad de asombro y de prueba y error. Y de algún modo el nombre tiene que ver con eso.” Y agrega, a modo de mantra personal: “Equivocarse es el camino más sincero hacia la felicidad”.
Prueba y error, de eso se trata. En cuestión de meses estos amigos se encontraron rodeados de bocetos, vigas y rampas. Dejaron su formación artística por un momento para convertirse en aficionados a la construcción. Abrieron boquetes, lijaron y se llenaron de cemento.
De a poco, con cada martillazo, El Método Kairos fue cobrando vida y esos dibujos en un plano comenzaron a materializarse: “Estamos terminando de armar un bar, que estará en la entrada del lugar. Desde allí, el recorrido te lleva a la sala, con capacidad para 90 localidades, un escenario de 7m de boca y 5 de profundidad, muy bien equipada, y con posibilidades escénicas de desniveles. Es un obrón”, remata Matías.
El Método Kairós en plena obra

Para esta titánica idea, la ayuda llegó desde todos lados: una vecina les regaló los cerámicos para casi todo el baño, los amigos se anotaron para pintar paredes, la familia con su apoyo de siempre. Desde un principio, los jóvenes emprendedores entendieron que sólo gracias al esfuerzo colectivo lograrían cumplir su meta. Y el financiamiento para esta causa sería de igual manera. Gracias a proyectos conocidos llegaron a Panal de Ideas. “La gente que conocemos que se metió en Panal tuvo una experiencia excelente. Pero por otro lado, creemos que la energía y la forma de trabajo con la que se manejan allí marcará el rumbo del futuro. La realidad es que en otros lugares, el dinero está mal distribuido y uno a veces no sabe en dónde ponerlo ni a quién pedirlo. En cambio, portales como Panal nos permite llegar a miles de personas con nuestro proyecto.”
Estos emprendedores confían en el boca a boca y en la difusión de su sueño en las redes sociales. Es que el reloj corre y tienen tiempo hasta el 25 de enero para recaudar los $ 44.500 que se propusieron para financiar la construcción de la sala y poder abrir sus puertas en febrero.
Por lo pronto, los voluntarios para dar una mano se siguen sumando: “Hay muchas personas que se contactan para dar una mano, la experiencia siempre es maravillosa por que ya con sentir que alguien tiene intención de ayudar, uno suma energía. Y más allá de la plata, la energía (que es un poco lo mismo) es lo que más necesitamos”, explica Matías. Es por eso que están convencidos de que en caso de no llegar al monto buscado, la sala se abrirá de todas formas: “El dinero que resta de algún modo lo vamos a conseguir. Nuestra idea es no caer en deudas, pero el deseo de que Kairós abra es más fuerte”, sentencia Matías.
Fieles a su presentimiento, los chicos ya diagramaron la grilla de espectáculos de Kairós. Hasta el momento, hay confirmadas dos obras en cartel: Varieté Brutal 5, de Julián Sierra y Maty García (proyecto que también fue financiado colectivamente por Panal de Ideas) y Happy Brownies de Casper Espósito. Pero están abiertos a recibir más propuestas escénicas, porque El Método Kairos se construye entre todos.

¿Querés saber más sobre este proyecto? www.facebook.com/ElMetodoKairos

Autor: MJ Giovo

↑ Arriba ↑